Bodegas Fariña, pioneros en Toro

Bodegas Fariña es uno de los primeros productores de vino en Toro y precursores de la Denominación de Origen. Por lo tanto, cuentan con una historia muy rica en la región y un conocimiento profundo de la variedad autóctona: la Tinta de Toro. La bodega fue fundada en 1942 por Salvador Fariña y años después su hijo, Manuel Fariña, se suma a la empresa para aportar sus conocimientos y visión innovadora. Hoy la tercera generación trabaja para continuar con el reconocimiento de calidad de los vinos de Toro en España y en el mundo.

Bodegas Fariña produce vinos en la DO Toro y también bajo la reglamentación de Vino de la Tierra de Castilla y León. Esta diversidad les ha brindado la oportunidad de ofrecer sus productos en diferentes mercados y alcanzar el prestigio con el que cuentan en el rubro. La bodega en la que se producen los vinos de la DO se encuentra en la ciudad de Toro y desde el exterior puede apreciarse un estilo de construcción tradicional. Miriam Conde, la enóloga responsable, fue la encargada de guiar el recorrido que realicé en este lugar.

Comenzamos por una amplia sala acondicionada como museo, con herramientas antiguas que se utilizaban en la bodega y una colección de cuadros. Las obras desplegadas en las paredes corresponde a las pinturas participantes del concurso anual “El Primero de Fariña”, que se lleva a cabo desde el año 2006. En el concurso se elige entre las pinturas recibidas, provenientes de toda España, a la que ilustrará la etiqueta del vino denominado Pr1mero, un vino de maceración carbónica de la variedad Tinta de Toro. Pr1mero se elaboró por primera vez en 1995 y desde entonces a la actualidad la etiqueta del vino ha sido diferente cada año.

La bodega cuenta con 300 hectáreas de viñedo de su propiedad ubicadas en diferentes zonas dentro de las regiones de la DO. Debido a la variedad de suelos presentes en Toro y a la influencia que estos tienen en la complejidad de los descriptores sensoriales del vino, es posible obtener resultados con diferentes perfiles y estilos.

En el subsuelo se encuentra la sala de barricas con más de 1800 unidades de roble francés y roble americano. La Tinta de Toro es una variedad con alto contenido de taninos y el paso por madera favorece, en algunos casos, a eliminar sensaciones astringentes en el vino y, también, le otorga aromas y sabores buscados en los vinos de crianza. En la sala hay una sección con barricas autografiadas por amigos de la casa.

Bodegas Fariña tiene una amplia oferta enoturística, con visitas adaptadas según los gustos y la disponibilidad de los visitantes. Catas a medida, visitas al viñedo, comidas, recorrido por las instalaciones de la bodega y eventos especiales son algunas de las opciones disponibles.

La totalidad de los ambientes de la bodega son espaciosos y frescos. En la zona de producción se destacan los grandes tanques de acero inoxidable con sus correspondientes equipos de control de temperatura para mantener la fermentación bajo los parámetros requeridos. Miriam me explica que es muy importante para la empresa, desde sus comienzos, invertir en nuevas tecnologías y que esto suma a la confianza que tienen en sus productos.

En una sala acondicionada para recibir visitas, en donde también se encuentran a la venta los vinos de la bodega, realizamos la cata de los siguientes vinos:

  • Colegiata Malvasía 2016

  • Colegiata Rosado Tinta de Toro 2016

  • Pr1mero 2016

  • Gran Colegiata Lágrima 2013

  • Gran Colegiata Crianza 2011

  • Gran Colegiata Crianza Roble Francés 2010

  • Gran Colegiata Reserva 2009

  • Gran Colegiata Campus 2010

La oferta abarca los gustos de un público amplio porque cada vino cuenta con características diferenciadas. Mi preferido fue el Gran Colegiata Reserva 2009, un varietal de Tinta de Toro. Este vino permanece 18 meses en barricas de roble americano. El color es muy intenso y los aromas más destacados son a frutas rojas maduras, tabaco, cuero, café y vainilla. En boca es denso y persistente.

La experiencia y la determinación de posicionar a Toro en lo más alto en elaboración de vinos, se ve reflejado en cada rincón de la bodega y en el espíritu de los que trabajan en ella. La importancia que le dan al arte, a la familia, al cuidado de la viña y a la calidad de los procesos, explican la larga trayectoria y auguran muchos años de camino aún por transitar.

By | 2017-06-10T19:58:45+00:00 August 11th, 2016|España, Guía de Bodegas, Toro|

About the Author:

Mi nombre es Gabriela y soy la autora de este blog. Soy escritora y sommelier. Viajo lento por las regiones vitivinícolas del mundo en busca de hermosos paisajes, historias y vinos únicos.