En la región vitivinícola denominada Ticino, en el sur de Suiza, visitamos la Tenuta Castello di Morcote y conversamos con Michele Conceprio, su enólogo.

GZ: Hemos visto el viñedo y el hermoso entorno de la bodega con las montañas, los lagos, las pendientes y las viñas. ¿Cómo es trabajar en este hermoso lugar?

MC: Estoy muy orgullo de esto. Es muy difícil trabajar aquí, hay mucho trabajo pero trabajo con mucha pasión. Con un lugar maravilloso puedes lograr un producto maravilloso.

GZ: Aquí en Ticino, la variedad más plantada es la Merlot ¿Por qué crees que el Merlot alcanza tan buenos resultados en esta tierra?

MC: Esta tierra tiene muchas cosas positivas. Tenemos un buen suelo, buena temperatura y buen clima. Hay algunos problemas con la lluvia. A veces hay abundantes lluvias en un corto período. El Merlot es una variedad que tiene bayas rojas, buenos taninos y buen color. Aquí puedes trabajar bien con esa cepa.

GZ: Tienen también Cabernet Franc y un poco de Cabernet Sauvignon plantado en su viñedo, ¿verdad?

MC: Sí, así es.

GZ: El vino Castello di Morcote Merlot es tu creación, ¿podrías describir este vino con tus palabras?

MC: Este es el Castello di Morcote 2012. Fue un buen año, tuvimos una primavera muy buena. Algunas lluvias en julio, pero al final de la estación las uvas eran buenas. Es un típico Morcote con buenos taninos. La nariz es muy frutal, recuerda a bayas. La complejidad de este vino viene del suelo. Con respecto a la evolución, creo que este vino está en un buen punto. Está comenzando a dar buenos resultados, la nariz es agradable pero está en camino de llegar al punto perfecto. Y la acidez también, la acidez es muy importante ya que permite guardar este vino en la bodega. Aún así se puede beber y disfrutar desde ya.