El Legado, bodega boutique en Carmelo

En la región sur oeste de Uruguay, en el departamento de Colonia y a seis kilómetros de la ciudad de Carmelo, se encuentra la Bodega Boutique El Legado. La familia Marzuca, sus dueños, compuesta por Bernardo Marzuca, María Marta Barberis y sus dos hijos, reciben, con muy buena disposición, visitantes de todas partes del mundo. La bodega es su orgullo y la disfrutan.

Visité la bodega, con un grupo de colegas, un sábado de otoño. Recorrimos el viñedo en compañía de Bernardo quien nos contó sobre las cepas plantadas, Tannat y Syrah, y sobre el sistema de conducción elegido: cordón vertical libre. Con esta metodología la planta crece sin guías y con un follaje voluminoso. El rendimiento de este sistema es bajo pero se obtienen cosechas de buena calidad.

El entorno es tranquilo y natural. Una casona reciclada y pintada de un color teja que, en mi opinión, combina con el cielo, es el lugar de reunión y donde se llevan a cabo las actividades del emprendimiento. A pocos metros está la piscina —una de mis debilidades— y un parrillero, en el que no faltan los asados, ambos con vista al viñedo. El nombre, “El Legado”, surgió como homenaje a el padre de Bernardo, quien soñaba con tener una bodega propia. Un hermoso gesto y un recuerdo para las futuras generaciones.

El proyecto es seguir creciendo. En el 2015 se construyó una cava y un laboratorio para controlar el proceso de vinificación. Catamos los vinos Tannat Reserva 2011 y Syrah Reserva 2012 maridados con una picada de fiambres y quesos. Probamos, también, la última creación de la bodega, el blend Tannat Syrah, cosecha 2012, directo de la barrica. El Enólogo Daniel Cis, asesor de la bodega, estuvo presente. Charlamos sobre los vinos y la familia. Los anfitriones son personas alegres. Me encanta que la gente sonría cuando habla de su trabajo.

El Syrah Reserva 2012, con doce meses en barricas de roble, tiene un color intenso, con aromas a frutos rojos maduros, madera y especias. En boca es estructurado, redondo, elegante y de buena persistencia.

Me quedé con ganas de repetir la visita, de comer un asado hecho en el parrillero con vista al viñedo, de acompañar la carne con los vinos de la bodega, de darme un chapuzón en la piscina, de continuar la charla.

By | 2017-06-14T23:28:39+00:00 January 12th, 2016|Guía de Bodegas, Uruguay|

About the Author:

Mi nombre es Gabriela y soy la autora de este blog. Soy escritora y sommelière. Viajo lento por las regiones vitivinícolas del mundo en busca de hermosos paisajes, historias que contar y vinos únicos.