Explorando Podgorica, qué ver y hacer en la ciudad

La capital de Montenegro no es un destino para turistas en búsqueda del caos citadino de las capitales europeas. En cambio, es el lugar correcto para los viajeros curiosos que desean conocer otras culturas y también para los amantes del vino que quieran descubrir lo que el país de la Península Balcánica tiene para ofrecer. Desde aquí se pueden visitar las dos regiones vitivinícolas del país, Crmnica y Podgorica, descubrir hermosos paisajes y disfrutar de una ciudad que ha sufrido mucho en el pasado pero que hoy goza de un ambiente tranquilo y próspero.

Podgorica, que se pronuncia /podgoritsa/, significa bajo el Gorica, que es una colina ubicada en el centro de la ciudad. El idioma oficial es el montenegrino que es una variante del serbio, difícil de comprender y pronunciar para los latinos. La ciudad cuenta con algo más de 150.000 habitantes y es la más poblada del país.

A pesar de no formar parte aún de la Unión Europea la moneda oficial de Montenegro es el Euro. Tanto la capital como en el resto de las ciudades del país los precios son muy accesibles, es por eso que en temporada de verano llegan visitantes, en especial jóvenes, en busca de diversión.

Centro de la ciudad

El centro de la ciudad cuenta con numerosas tiendas, restaurantes y cafés. Los fines de semana es el lugar de reunión de los habitantes de la ciudad que por las tardes y noches realizan actividades recreativas. En la calle Bokeška hay un despliegue de bares y pubs que se llenan cuando cae el sol.

Gorica Hill

Esta colina, en el centro de la ciudad, es el principal parque de Podgorica. Aquí se puede hacer deporte o disfrutar de actividades al aire libre. Es ideal para caminar, correr o andar en bicicleta, porque está rodeado de árboles y porque la vista de la ciudad desde la cima es increíble. En el centro de la colina hay un monumento a los soldados que pelearon en la Segunda Guerra Mundial.

Río Morača

El río Morača, que nace en el norte de Montenegro y desemboca en el Lago Skadar, atraviesa la ciudad. Resaltan sus aguas cristalinas, de un turquesa vivo e intenso. Dos de los puentes más importantes de la ciudad están vinculados a este río: el Puente del Milenio, un símbolo de la ciudad que fue construido en el 2005, y el Viejo Puente sobre el río Ribnica —Stari most na Ribnici, en montenegrino—, ubicado en la confluencia del río Ribnica con el río Morača.

Catedral de la Resurrección de Cristo

Al oeste del río Morača se encuentra la Catedral de la Resurrección de Cristo, una iglesia ortodoxa construida en 1993. Esta edificación desentona con el paisaje que la rodea ya que está ubicada en una zona urbana, llena de edificios y comercios.

Café

A cualquier hora del día los cafés de la ciudad tienen clientes. En la Península Balcánica existe la costumbre de tomar un café antes del almuerzo. Se bebe el clásico espresso o capuchino. Hay cafés en cada cuadra, algunos solo sirven esta bebida durante el día.

Enoturismo

En la zona vitivinícola ubicada en las inmediaciones de la ciudad se pueden visitar bodegas y descubrir la variedad autóctona de Montenegro, la cepa Vranac. Aquí visité Plantaze y Radevic Estates. La primera es una bodega que cuenta con uno de los viñedos más grandes de Europa, con una extensión de 2300 hectáreas. La segunda es un proyecto y sueño familiar en donde se elaboran vinos muy cuidados desde todos los aspectos.

A solo media hora en tren desde Podgorica se encuenta Crmina, la otra región en donde se producen vinos en el país. Queda muy cerca del Lago Skadar, un lugar muy turístico, y también cerca de la costa del mar Adriático. Aquí visité Vinarija Masanovic, Buk Wines y Vinarija Kopitović, todas bodegas familiares y en las que encontré personas que se dedican a su trabajo con pasión.

Curiosidades de Podgorica

  • Vi muchas bicisendas, seguras y eficientes, pero pocas bicicletas.

  • El viaje en taxi es muy económico, la tarifa mínima es 1 euro y recorrer la ciudad de una punta a otra sale aproximadamente 3 euros.

  • Hay hidrantes por todas partes en la ciudad, hasta en la cima del Gorica Hill.

  • Un capuchino sale 1 euro, lo mismo que una pinta de cerveza tirada.

  • La ciudad está rodeada por colinas y montañas.

By | 2017-06-14T22:52:41+00:00 September 5th, 2016|Ciudades del Vino, Montenegro, Podgorica|

About the Author:

Mi nombre es Gabriela y soy la autora de este blog. Soy escritora y sommelier. Viajo lento por las regiones vitivinícolas del mundo en busca de hermosos paisajes, historias y vinos únicos.