George Loukakis | Charlas con Vino

George Loukakis es el actual Mejor Sommelier de Chipre, ganó la competencia en 2015. También participó en la competencia para elegir el Mejor Sommelier de Europa. Es candidato para el Master Sommelier y también para el WSET Diploma. Desde muy temprana edad descubrió que quería ser sommelier y trabaja duro para lograr todos sus ambiciosos objetivos.

GZ: ¿Cómo decidiste convertirte en sommelier?

GL: Muy sencillo. Fue una decisión sin ningún tipo de dudas. En 1998, mi tío era candidato para el Mejor Sommelier de Grecia. Fui a la competencia y vi todas las cosas que los sommeliers necesitan y deben saber. Quedé impresionado. Sostener la copa, agitarla, oler, discutir con clientes, realizar maridajes, abrir una botella de vino, decantar un vino tinto. Entonces pensé, esto es lo que quiero hacer en mi vida. En esa época tenía 16,17 años.

GZ: Eres un candidato para Master Sommelier y para el WSET Diploma. También estás trabajando. ¿Cómo te las arreglas para hacer todo?

GL: En mi opinión, si no creas un plan, no puedes afrontar este tipo de presión. Claro que es disfrutable leer, estudiar, porque estás aprendiendo cosas nuevas todos los días. Pero sin un calendario o programa no puedes hacerlo, debes presionarte más. Mi día empieza a las 6.30 en la mañana. Voy a correr alrededor de media hora y vuelvo a casa, hago algunas cosas y voy a mi oficina. Generalmente mi día de trabajo termina a las 20 horas. A esa hora vuelvo a casa y organizo las cosas para el siguiente día. Generalmente entre semana leo pequeñas cosas, en internet principalmente. Actualizaciones, cosas que están sucediendo, etc. Siempre es bueno saber esas cosas como sommelier. Los sábados mi tiempo de estudio es de 6 a 8 horas. Pero en una forma más relajada. Leo, me relajo, tomo un café en casa. Trabajando en restaurantes por 16 años era más difícil. Generalmente tenía un día libre. En ese día libre tenía que arreglármelas para estudiar. Ahora tengo un plan más sofisticado y estoy estudiando sin la presión del tiempo. Estoy estudiando para el Master Sommelier y el WSET Diploma que tienen enfoques completamente diferentes. En el Master Sommelier tienes que aprender sobre productores, viñedos, ríos, montañas, todo lo que pueda influenciar a una botella de vino. En el WSET Diploma necesitas estudiar el porqué. Vas un poco más lejos. No estás leyendo, estás estudiando, estás investigando. Tienes que analizar cosas. Es una forma diferente de estudiar. Los vinos son los mismos pero tiene un enfoque diferente de hacer las cosas. Es difícil pero es disfrutable. Siempre digo que los sommeliers son atletas. Si no eres un atleta no puedes aguantar. Te despiertas y empiezas a estudiar. Tomas una copa de vino y ejercitas. Tienes que hacerlo todos los días.

GZ: Participaste en la competencia de Chipre y también en la competencia europea. ¿Cómo, estos dos eventos, te cambiaron y qué aprendiste de ellos?

GL: Para responderte iré un poco antes en el tiempo. He participado en algunas competencias en el correr de los años. En el último nacional antes de que ganara quedé segundo. Hice una final muy mala. Desde ese día, cambié completamente mi enfoque en cómo estudiar, cómo acercarme a las personas, cómo hacer las cosas. Antes estaba trabajando solo. Luego de ese concurso comencé a escuchar a todo el mundo. Lo que otros decían, lo escribía. Corregí mis errores. Para ganar necesitas llevar todo a un nivel superior. Gané pero todavía no había encontrado respuesta para algunas cosas. Miré videos de la final y cometí errores que para mi no son aceptables. Los trabajé pensando que en la próxima competencia seré mejor. Mi lema de mi victoria y luego es “Mira lo que NO hacer”. Arregla los errores.

GZ: Aquí en Chipre reciben mucho turismo. ¿Los clientes, que recibes en tu nuevo trabajo y que recibías antes en los restaurantes, están interesados en probar las variedades autóctonas o quieren vinos de otras regiones del mundo?

GL: Es una mezcla. En los últimos tres años, dado que los vinos de Chipre crecieron en calidad, los clientes quieren probar, quieren algo autóctono. No quieren probar un Cabernet Sauvignon. Van a lo seguro en un Cabernet Sauvignon de Chipre porque conocen el Cabernet Sauvignon. Pero quieren probar Maratheftiko, Yiannoudi y otras variedades tintas. A todos les gusta el Xinisteri. Porque es frutal, floral y fresco. Los sommeliers están influenciando el cambio.

GZ: Si pudieses tomar una copa de vino con alguien que admires, en la industria del vino o no, ¿con quién sería?

GL: Tuve el honor de tomar una copa de vino con mucha gente que admiro. Es una decisión difícil. Definitivamente con Gerard Basset. Todos los sommeliers que respetan a la profesión de sommelier admiran a Gerard Basset. Aprenderás con cada palabra que él diga.

Muchas gracias, George, por tu simpatía y amabilidad.

By | 2017-10-17T18:13:22+00:00 October 13th, 2017|Charlas con Vino, Chipre, Limassol|

About the Author:

Mi nombre es Gabriela y soy la autora de este blog. Soy escritora y sommelière. Viajo lento por las regiones vitivinícolas del mundo en busca de hermosos paisajes, historias que contar y vinos únicos.