Prowein 2017, tres días de feria de vinos en Düsseldorf

Cada año, desde 1994, se lleva a cabo, en Düsseldorf, Alemania, Prowein, una feria de vinos para visitantes especializados. Delegaciones de todas partes del mundo se reúnen en esta ciudad para comercializar sus vinos. Es una feria que tiene como principal objetivo concretar negocios. Fue mi primera experiencia en un evento del estilo y todo para mi fue una novedad.

Desde el tren hacia Düsseldorf ya se percibía el movimiento de visitantes hacia la feria. Al llegar a la Estación de Trenes —Hauptbahnhof en alemán— los carteles indicativos con información sobre Prowein estaban por todos lados. Había transporte especial, un ómnibus que iba directo hacia la feria, sin costo extra.

El predio donde se realiza el evento es gigante. La feria se desarrolla en nueve halls donde cada uno corresponde a un país —si el volumen de producción es grande— o a un grupo de países. Además, hay plazas de comidas y otros espacios para distenderse. En cada hall hay stands, algunos corresponden a una bodega y otros a un grupo de bodegas. También hay algunos stands de alimentos como bombones, quesos, fiambres, y otros productos vinculados al mundo del vino: imprentas, de cartelería y etiquetas, materiales para la vinificación y equipaje para transportar vinos.

Además de la posibilidad de probar los vinos de cada productor, en su stand, también se llevan a cabo masterclasses dictadas por Sommeliers, Masters of Wine y otros profesionales del sector. Se llevan a cabo, también, eventos a los que solo se puede asistir con invitación.

En los tres días de Prowein participé de nueve masterclasses:

“100 vinos de Burdeos para descubrir” por L’École du Vin de Bordeaux y guiada por Markus Del Monego, Sommelier y Master of Wine.
“Estilo y paladar moderno de los vinos de Burdeos” por L’École du Vin de Bordeaux con la Master of Wine Michelle Cherutti-Kowal.
“Vinos de Suiza” con el Sommelier Paolo Basso
“Véneto Volcánico: Vinos más allá de Valpolicella” con vinos de Azienda Agrícola Cavazza y guiados por Markus Berlinghof, elegido Sommelier del año 2014 por Gault Millau.
“Rioja: Grandes Reservas” con el experto en vinos españoles David Schwarzwälder
“3 Métodos, 3 Estilos: Tokaji Aszú, Szamorodni, Cosecha Tardía” organizada por la Agencia de Turismo de Hungría.
Cata de los ganadores del Pink Rosé Festival 2017 en Cannes.
“Vinos de Lodi” por el Wine Institute de California presentado por Claudia Schug, Diplomada WSET.

Todas fueron buenas experiencias. No es lo mismo solo catar un vino que hacerlo escuchando la explicación de un profesional sobre las características del mismo. En algunas masterclasses también se presentaban alimentos para maridar con las bebidas. Hace poco leí en un libro denominado “Adventures on the Wine Route“, de Kermit Lynch, que para poder evaluar el producto la situación de consumo tiene tanta importancia como las características propias del vino. En la mayoría de los casos los vinos se acompañan con alimentos. Por lo tanto, catarlos en solitario no es representativo del fin con el que el vino fue elaborado. Me gustó esta visión y estoy de acuerdo en que un vino acompañado de un plato, con el que forma una buena pareja, se destaca más.

También recorrí stands de diferentes países y regiones vitivinícolas. Fui a la feria con los eventos a los que quería asistir programados. Esto me ayudó mucho a sacarle el mayor provecho posible al acotado tiempo. Todos los asistentes van con una agenda de reuniones y eventos marcada de forma previa. En los pasillos no se veían visitantes caminando a paso lento, deteniéndose en los vinos que les llamaban la atención, al menos, la mayoría no hacía eso. En el gran espacio de Prowein, todos parecían apurados queriendo llegar en tiempo a la próxima cita.

En el hall 9, donde estaban en exhibición los Vinos del Nuevo Mundo, se encontraba el stand de Uruguay, mi país. Allí me reencontré con productores que ya conocía y tuve la oportunidad de catar las nuevas añadas de sus vinos y las novedades que presentaron en la feria.

Para mi es un orgullo ver como las bodegas de Uruguay, un país pequeño, que tiene muchas dificultades para competir con los vinos del resto del mundo, creen en sus productos y logran posicionarse en el exterior. Todos coincidían en que Prowein es una excelente oportunidad para concretar negocios. Las bodegas uruguayas que participaron en esta edición de la feria fueron: Antigua Bodega, Bodegas Carrau, Brisas, Castillo Viejo, De Lucca, El Capricho, Establecimiento Juanicó, Familia Dardanelli, Familia Deicas, Familia Pisano, Familia Traversa, Finca Narbona, Garzón, Giménez Méndez, Marichal, Pizzorno, Pueblo del Sol y Viñedo de los Vientos.

También me reencontré con amigos españoles que he conocido durante mi viaje vitivinícola y tuve la oportunidad de catar las nuevas añadas y los nuevos vinos de: Bodegas Fariña de la D.O. Toro, Vía Romana, Val da Lenda y Ronsel do Sil de la D.O. Ribeira Sacra, Bodegas Valtravieso y Bodegas Protos de la D.O. Ribera del Duero, Javier Sanz Viticultor y Grupo Valdecuevas de la D.O. Rueda.

Al finalizar la feria, fuera del predio de Prowein, se realizaban eventos vinculados al vino. En bares, restaurantes y hoteles la celebración continuaba para los que luego de nueve horas de feria tenían la fuerza necesaria para no dejarse vencer por el cansancio.

Catar vinos novedosos, de todos los rincones del mundo, de diferentes estilos y de variados precios y, también, escuchar a profesionales destacados del rubro son algunas de las posibilidades que ofrece Prowein. Estas ventajas sumadas al elevado número de visitantes que recibe año a año, la convierten en una de las ferias de vinos más importante del mundo.

Suscribite al Newsletter de La Calicata para recibir los nuevos posts en tu email.

También podés seguirnos en Instagram, Facebook,  Twitter y YouTube

By | 2017-09-10T14:44:58+00:00 April 3rd, 2017|Alemania, Opinión|

About the Author:

Mi nombre es Gabriela y soy la autora de este blog. Soy escritora y sommelière. Viajo lento por las regiones vitivinícolas del mundo en busca de hermosos paisajes, historias que contar y vinos únicos.