Vinos uruguayos sorprenden a un grupo de Masters of Wine que visitaron el país

By | 2018-04-20T19:23:48+00:00 March 2nd, 2018|Opinión & Noticias, Uruguay|

Un grupo integrado por nueve Masters of Wine visitó Uruguay con el objetivo de aprender sobre su vitivinicultura. Visitaron bodegas y cataron vinos de diferentes regiones y se sorprendieron gratamente con la calidad de los vinos del pequeño país sudamericano.

Los días 24, 25 y 26 de febrero de 2018, Uruguay recibió a nueve Masters of Wine que viajaron con el objetivo de aprender sobre su vitivinicultura acerca de la cual conocian muy poco. Fueron Invitados por Wines of Uruguay (asociación que conforman las bodegas exportadoras de Uruguay) e INAVI (Instituto Nacional de Vitivinicultura), en un esfuerzo por continuar el trabajo de difusión de los vinos uruguayos. Los orígenes de los MWs son diversos: Cees van Casteren de Holanda, Konstantin Baum de Alemania, Mai Tjemsland de Noruega, Patrick Farrell de Estados Unidos, Pedro Ballesteros Torres de España, Peter T. Koff de Sudáfrica, Robin Kick de Estados Unidos, Roderick Smith y Victoria Stephens de Inglaterra. Ellos pasaron dos días y medio visitando bodegas, catando y aprendiendo sobre la cultura del vino en Uruguay.

El mundo cuenta en la actualidad con 366 Masters of Wine. Esta prestigiosa carrera, que se desarrolla en The Institute of Masters of Wine en Londres, Inglaterra, tiene como objetivo formar a respetados expertos en el mundo del vino. Estos profesionales transitan un largo camino para obtener el título. Luego de ser admitidos para ingresar al instituto, en base a sus conocimientos académicos, experiencias y recomendaciones de otros MWs, estudian durante años y deben pasar por numerosos exámenes, trabajos y tesis final. Son viajeros por excelencia y conocen muchas de las regiones vitivinícolas del mundo.

Día 1: Bodegas y vinos de Maldonado y Canelones. Paisajes que enamoran.

Los MWs llegaron al aeropuerto de Punta del Este, el balneario más popular y glamoroso de Sudamérica. Primero visitaron Viña Edén, ubicada en las suaves colinas de Maldonado. Esta bodega, cuya primera vendimia fue en el año 2013, mezcla naturaleza y modernidad. La degustación tuvo lugar en el restaurante con vistas hacia los viñedos donde Juan Pablo Fitipaldo, enologo de Viña Edén, guió la degustación. Otras dos bodegas presentaron sus vinos en este perfecto escenario: Alto de la Ballena, bodega también ubicada en Maldonado, sus vinos fueron presentados por Paula Pivel, enóloga y propietaria. La tercera bodega fue Viñedo de los Vientos. Pablo Fallabrino, propietario y enólogo, viajó desde Atlántida, Canelones, donde se ubica la bodega para presentar sus vinos.

La tarde de la primera jornada se destinó a la visita de la lujosa e innovadora Bodega Garzón donde cataron la línea más exclusiva de la bodega en compañía de Germán Bruzzone, enólogo del establecimiento. Los MWs se maravillaron con las vistas desde la bodega hacia los viñedos donde señalaron la similitud con Toscana, la región vitivinícola italiana.

Día 2: Vitivinicultura de Montevideo, Canelones y Rivera. De la viña a la copa.

El segundo día comenzó con un recorrido por los viñedos de Establecimiento Juanicó en el departamento de Canelones. La sesión continuó en la cava de la bodega que fue el lugar elegido para realizar la degustación. La ambientación acogedora, el aroma a madera y vino crearon una atmósfera distinguida. La sesión comenzó con la cata de los vinos de Familia Deicas presentados por Pedro Pohlmann, guía enoturístico y enólogo, en compañía de Paula Vila, Export Manager de la bodega. Luego Juan Andres Marichal, propietario y enólogo de Bodegas Marichal compartió sus creaciones y también realizó una introducción sobre las características de los vinos de Canelones. Daniel Pisano, enólogo y propietario de Bodega Pisano, acompañado por Nikolas Kozik, Export Manager de la bodega, se adelantó a las exigencias del panel y ofreció una degustación de distintas vinificaciones de la variedad emblema uruguaya: el Tannat. Gabriel Pisano conquistó a los MWs con su sencillez y pasión por el vino al presentar los vinos de su bodega Viña Progreso. El último en presentar sus vinos fue el enólogo Santiago Degasperi en representación de Viña Varela Zarranz.

Bodega Bouza, en el departamento de Montevideo, fue el último destino vitivinícola de la visita. Los MWs pidieron comenzar el recorrido en el viñedo de Tannat cercano a la bodega. Todos probaron las uvas de la planta y conversaron con Eduardo Boido, enólogo del establecimiento, sobre el terroir, el Tannat y las características del clima en Uruguay. Luego, cataron los vinos de la bodega anfitriona seguidos por la presentación de los vinos de Bodega Cerro Chapeu ubicada en el departamento de Rivera, donde Francisco Carrau, propietario y enólogo, junto a Pía Carrau, Export Manager de la bodega, fueron los encargados de dar a conocer sus productos. Familia Dardanelli les siguió y Eliana Comesaña, su Export Manager, fue la designada para hablar de sus vinos. El último presentador fue Diego Pérez, Export Manager de Familia Traversa.

Desafíos y oportunidades para los vinos uruguayos

El lunes a las 8 am los Masters of Wine fueron invitados a un desayuno de trabajo realizado en el Hotel Hyatt Centric, lugar en el que se alojaron durante su estancia. Al desayuno concurrieron además bodegueros uruguayos que previamente habían presentado sus vinos a los expertos. El objetivo de la sesión era dialogar sobre la visión que los MWs habían tenido sobre Uruguay y escuchar sus sugerencias, ideas y opiniones sobre los vinos uruguayos y el trabajo a futuro para continuar difundiendo la calidad de los mismos.

Los Masters of Wine destacaron su agradable sorpresa con respecto a Uruguay y sus vinos. Expresaron conocer poco sobre el país vitivinícola y sus costumbres. Destacaron las diferencias visibles con nuestros vecinos argentinos y también con los vinos chilenos. “Uruguay no es una extensión de Argentina, es muy diferente y tendrían que hacérselo saber al mundo”, expresó el MW Roderick Smith. La MW noruega Mai Tjemsland diferenció dos estilos de elaboración: vinos con fuerte perfil de Viejo Mundo y vinos que siguen las tendencias de elaboración del Nuevo Mundo, haciendo énfasis en la fruta y la frescura. La opinión de los MWs fue unánime en que estos últimos vinos tienen más aceptación en mercados internacionales.

Con respecto a nuestro Tannat, destacaron la diversidad en los estilos de vinificación y el conocimiento de la variedad. Todos opinaron que Uruguay debe enfocarse en esta variedad y tenerla siempre como bandera, es la forma de entrada a los mercados ávidos por nuestra cepa emblema.

El grupo de expertos también señaló la importancia de no confundir al consumidor con demasiadas regiones y zonas diferenciadas. Uruguay es un país pequeño, con suaves ondulaciones, clima templado e influencia atlántica. “Es imprescindible que el consumidor final no se vea abrumado con tanta información, es contraproducente”, indicó la MW Victoria Stephens-Clarkson radicada en Londres.

Un comentario interesante que provino del MW estadounidense Patrick Farrell fue que los enólogos y bodegueros que conoció en Uruguay pedían opiniones sinceras sobre sus vinos, algo poco frecuente para ellos que muchas veces tienen que lidiar con productores que solo desean escuchar comentarios positivos sobre sus creaciones.

Uruguay tiene mucho para crecer, el mundo merece conocer lo que sucede en materia vitivinícola en el país. Estas visitas ayudan a llegar al mundo, a más público, a volverse conocidos internacionalmente. Pero más allá de lo positivo de entrar en otros mercados, el mensaje más importante va para los uruguayos. Uruguay tiene grandes vinos, hermosos paisajes y una cultura rica. Es necesario creer en lo que el país tiene para ofrecer y salir al mundo a compartirlo.

About the Author:

Mi nombre es Gabriela, soy escritora y sommelière. Viajo lento por las regiones vitivinícolas del mundo en busca de hermosos paisajes, historias que contar y vinos únicos.